Qué es una Lámina Solar

Es una delgada película con claridad óptima de múltiples capas, hay láminas tintadas, o metallizadas. Están recubiertas por pulverización con metales duraderos tales como titanio, acero inoxidable, cobre, oro, plata, cromo, aluminio y otras aleaciones.

Las diversas combinaciones de metales dan distintas capacidades de rendimiento.

Rechazan hasta el 82% de la energía solar (infrarrojos, resplandor de la luz visible, rayos UV - ultravioletas).

Las láminas aportan protección adicional, tanto de los efectos perjudiciales de la radiación solar como de los efectos secundarios de la rotura de cristales, a las personas y bienes situados tras las superficies acristaladas de los edificios.

 

¿De qué se compone una Lámina solar?

 

Las láminas están compuestas por un substrato de poliéster al que se aplica una capa resistente a la abrasión y rayado en un lado, y por el otro se aplica una capa adhesiva con un protector que se retira en el momento de su aplicación sobre el cristal.

El adhesivo utilizado es una sustancia trasparente y de poca adherencia inicial, que se activa en contacto con el agua, formado una unión perfecta entre el cristal y la lamina durante la instalación. Este adhesivo establece un vínculo fuerte entre cristales y lámina al tiempo que proporciona transparencia y longevidad a la instalación.

 

¿Qué vida útil tiene?

 

El tiempo de vida efectivo de la lámina variará según la propia lamina, tienen una garantía de 7-12 años.

 

¿Cuáles son sus principales ventajas?

 

Hay tres ventajas principales que una lámina solar ofrece:

  • Eliminar hasta el 82% del calor del sol: Ahorro energético.

  • Eliminar hasta el 83% del reflejo del sol: Comfort óptico.

  • Eliminar el 99,5% de los rayos ultravioletas: Evita la decoloración.

Copyright (©) 2019 - FasFilms Windows S.L - Todos los derechos Reservados